20 años de techno español

Una selección de 20 artistas que han aportado su visión al sonido patrio en estas dos décadas.

En España empezó siendo tecno allá por los 80 y 90. Desde el 2000, y en adelante, ya podemos hablar propiamente de techno (con h) ibérico. No olvidemos que el primer tecno que bailamos -y se produjo aquí- no llegó desde Detroit o aledaños; lo hizo desde la vieja Europa a través de una amalgama de EBM, sonido industrial, dark-wave y pop sintético.

Desde aquel momento este estilo ha ido evolucionando en España hasta lo que ya podemos denominar techno con todas sus letras, o lo que es lo mismo una versión heredada e influenciada por el sonido primigenio de la llamada “ciudad del motor”. De Berlín o de Birminghan –las tres cunas oficiales del techno contemporáneo.

Huelga decir que el género electrónico por antonomasia –léase, el techno- sigue siendo el principal bastión del clubbing underground en tierras ibéricas. Y todo se lo debemos a esos djs y productores que, desde hace décadas en algunos casos y unos pocos años en otros, siguen empeñados en mantener viva su esencia sonora. Y lo hacen enriqueciéndolo artística , humana y técnicamente.

El techno español sigue esperando el momento para volver a lo más alto de nuestras madrugadas, golpeándonos la sienes como un martillo pilón, sin tregua, ni pausa. 

Desde el 2000 y hasta el momento…

Nos situamos en 2000 y desde allí saltamos hasta este pandémico 2020 para, a través de algunos de sus principales protagonistas, ofreceros una visión panorámica y cariñosa de lo sucedido en la piel de toro durante dos décadas de techno.

Son 20 nombres. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Los hay veteranos y nóveles. Legendarios y emergentes. Y saben que el techno aquí nos gusta férreo, minimalista, obsesivo, industrial, distópico y bailable. 

Sirva este reportaje como nuestro modesto reconocimiento a una escena musical que no solo resiste, demostrando una resiliencia a prueba de bombas, sino que crece y progresa cada día y que es pura y deliciosa subcultura a respetar y ensalzar. Sí, España es techno.

1. ALEX UNDER

Conocido y celebrado por sus labores como productor y Dj, label manager de CMYKmusik –además de su importante vinculación con Apnea y Bemysheep. También es el creador de Net 28, la red que reunió a algunos de los mejores sellos del panorama nacional de techno y similares.

Alex Under es uno de los tipos que mejor han interpretado, en España, el minimal techno clickeante que ascienden desde la pista para situarse en otro plano, configurando una ecuación donde las incógnitas las despeja con buenas dosis de profundidad, emoción y diálogo visceral entre cuerpo y mente.

Disfruta de cuatro álbumes en su cuenta particular, entre los que destaca aquel ‘La máquina de bolas’ de 2012 publicado por Soma Quality Recordings. También fue muy festejada su colaboración jazzy-tech con Damián Schwartz en Música Charlista. Sus referencias han sido sacadas a la luz  por mayúsculos sellos como Trapez, Plus 8 o Kompakt, entre otros. Sin duda un grande.

2. ÁNGEL MOLINA

Para muchos, de los que más saben, este veterano barcelonés es el mejor DJ nacional en lo que respecta a techno y sonido aledaños. Su ingente sabiduría musical, junto a una capacidad de selección que va siempre más allá, y todo ello apoyado por una técnica impoluta convierte a Ángel Molina, desde hace más de tres décadas, en un mito viviente y coleante de la electrónica de club nacional. Siempre ha contado con una amplia y fiel parroquia que lo arropa cada vez que se ha dejado caer por cualquier cabina nacional.

Sus míticas sesiones en Sónar, que ya se cuentan por decenas, son imprescindibles para los amantes del mejor techno oriundo y foráneo.

Su ‘Wax Sessions #1’ de 2000 para Son Dens es un incunable, al igual que su única producción hasta el momento, el ‘As a Knife’ que publicó, en 2003, en el sello Atlas del madrileño D’Wachman. Nos cuentan que en los últimos tiempos Ángel Molina está muy centrando en la producción, ¡y eso nos hace muy felices!

3. CHRISTIAN WUNSCH

Este monegasco de nacimiento, afianzado en el norte de España desde hace muchos años, se ha convertido, por méritos propios, en uno de los DJS y productores de techno referencia a nivel nacional.

Su primer disco –publicado en  1997- lo aupó directamente a pinchar en el siempre cotizadísimo Sónar. Es el capo de dos sellos –Tsunami Records y Nine–  a través de los que da cancha a ese techno duro, afilado y quirúrgico que tanto se disfruta en el norte de nuestro país.

Fue miembro indiscutible de la plataforma techno PoleGroup junto a Oscar Mulero, Exium, Reeko y Architectural.

Desde 2020 ha publicado cuatro álbumes, entre los que destaca ‘Internal Conversion’ de 2014 en Pole Recordings y el recopilata-mix ‘Unknown Landscapes Vol II’ del mismo año. Atentos siempre a Wunsch.

4. CRISTIAN VARELA

Este DJ y productor madrileño –nacido en Chamberí en 1975- tampoco necesita presentación. Simplemente diremos que es uno de los pioneros de la música electrónica española, con más de 25 años de carrera artística. Forjó su carrera en discotecas míticas de Madrid -como Épsilon o Now.

Sus sets a cuatro platos son un must del techno ibérico. Ha trabajado en remixes para artistas como Speedy J y Ben Sims. A su vez, ha grabado sus propios singles para sellos discográficos como Intec del mismísimo Carl Cox o su propio label Pornographic Recordings y Black Codes.

Es el único artista de techno nacional que ha grabado un álbum sinfónico en el estudio londinense Abbey Road; sí, el de los Beatles.

Ha ganado alrededor de 40 premios, incluyendo “El mejor DJ mundial de Techno” y eso no le impide seguir siendo uno de los principales bastiones –y en plena vigencia- del mejor techno español. A destacar el EP que firmó junto a Carl Cox y Marco Bailey en 2015 con motivo de los 15 años de su label. Y el mix ‘Intecnique. 02’ de 2006, publicado por Intec Records.

5. ELESBAAN

Este madrileño es pura y viva historia del mejor techno madrileño de ayer, hoy y mañana. Su nombre va felizmente unido al de Soma, uno de los clubs de techno más legendarios del país y que lideró -desde su cabina- durante muchos años.

Lo suyo es una extraordinaria y sapiente mixtura de techno, electro, technopop y hasta hard-techno.

Toca y domina todos los palos del techno underground con un saber hacer, gusto y una destreza técnica sobresaliente. Y a cuatro platos y dos mixers, si se tercia.

Como productor recordamos aquel ‘UFO’ en Rithyn of time o ‘El partido del Siglo’ en Discos de Lata de 2006; que fue uno de los artistas que participaron en la BSO de ‘XXX’ de la Fura dels Baus y, cómo no, ese mix que se curró junto a su buen amigo Xpansul y que responde al título de ‘Soma Experimental Club 01’, un incunable.

6. EXIUM

Los asturianos Valentín Corujo y Héctor Sandoval unen energías, talento y techno en Exium desde 1.999. Durante estos más de 20 años de andanzas conjuntas han publicado sus temas en sellos como Pole Recordings, Tsunami, Warm Up, Main Out, Rxxistance, Recycled Sound; han firmado referencias junto a capitostes del mejor techno, como Fanon Flowers, Olga&Josef, Oscar Mulero o Christian Wünsch y han sido pinchados y charteados por otros genios del asunto, caso de Surgeon, Christian Wünsch, BenSims, Dave Clarke, Gayle San, Angel Molina, etc.

En 2004 crearon su primer sello de techno duro y minimalista al que llamaron Nheoma en el que acaban de publicar su úlimo 12” ‘Solid Mechanics’.

Además, como Exium han colaborado en la creación de bandas sonoras para cortometrajes y videoinstalaciones y bajo el aka de Exfium –proyecto audiovisual paralelo en el que sinergian música experimental con otros sonidos electrónicos- ganaron el prestigioso concurso Villa de Bilbao en el apartado Nuevas Tendencias.

Desde 2011 y hasta el momento han publicado tres álbumes, entre los que destacaremos ‘A sensible alternative to emotion’ en Pole Recordings en 2013.

7. HD SUBSTANCE

Depeche Mode tuvieron la feliz culpa de que este madrileño quedara enganchado a la música siendo niño. Siendo adolescente empieza a producir sonidos y ritmos desde cero. Y de allí hasta ahora ya todo es historia conocida.

Luis Rozalén es uno de los talentos techno más talentoso, currados, serios y fundamentados de la escena patria.

Desde 1995 funciona como Hd Substance, debutando con aquel ‘Past Line’ en el recopilatorio Electronic Generators en el sello Geometrik, etiqueta de culto propiedad de Esplendor Geométrico. Un año después vio la luz su primer álbum ‘Eleven’, el sello también de culto Elefant Records y actuó por primera vez en el Sónar.

Tras 20 años de carrera y más de 30 EPs, publicados en sellos de todo el mundo, 6 álbumes –el ultimo aquel gran ‘Hardware’ publicado por Monofunk en 2010- y sesiones por todo el mundo lo avalan. Además es una de las referencias informativas más respetadas de la escena electrónica patria. Tan contingente, como necesario.

8. JOTÓN

Es sinónimo de techno oscuro, férreo, futurista y sensitivo, todo ello mezclado con la precisión y rapidez de un cirujano. Su potente personalidad y marcado carisma -como DJ y productor- se sustenta sobre una madurez estilística, una serenidad profesional y un fundamentado criterio artístico -siempre en constante e inquieta progresión- a través de los cuales se identifica todo lo que pincha y produce.

Su sonido es industrial, analógico y maquinal. Se debate la distopía y el club. Detroit, Berlín y Birmingham. Parte del mismísimo tuétano del techno. Es físico, contundente, modular y emocionante. Es el dueño y señor del sello Newrhythmic desde hace más de 15 años; ha publicado dos álbumes a través de los que presenta su lado más puro y analógico; regresando -una vez más- a lo primigenio, a lo seminal, a las raíces del techno. 

9. MENDO

Desde el 2000 este DJ, productor y disquero -de origen suizo- lleva sentando cátedra en lo que afecta a techno, deep-house y tribal.

Ha producido más de un centenar de temas en sellos como Defected, 8 bits, Noir Música, Terminal M, Get Physical, Suara, Viva Music, Rekids, Great Stuff, CR2, Material, Tronic, Circus Recordings, Desolat, ElRow Music, Cadenza y, por supuesto, en su sello Clarisse Records.

Fue en su sello donde firmó en 2013 su único álbum ‘Avalon’ hasta el momento. Como DJ sus sets a cuatro platos son venerados por todos. Y sus sesiones en Monegros, el Electric Zoo de Nueva York o el festival Lovin Ibiza en Space Ibiza han pasado a la historia del mejor techno nacional.

10. MÓNIKA OSMO

Más de dos décadas observan a esta DJ gijonesa que desde templos norteños del mejor y más osco techno –como la mítica La Real de Oviedo- o el mismo Sónar ha dejado patente que lo suyo es el techno. Y siempre desde una pasión innata por la innovación y la búsqueda de sonidos tan avant, como transgresores.

El techno ha sido su forma de expresión cultural y, quizá lo que aún es más importante, vital.

En 2017 recibió el premio AMAS a la mejor disc-jockey de la música asturiana. Su vinilismo militante la abala como una auténtica technócrata que además ha sabido conciliar con su vida profesional en el que la música también ha tenido mucho protagonismo, siendo directora musical en restaurantes con estrella Michelín. Su personalísima visión del techno es lo que la hecho distinta y, por ello, única.

11. MUERTO

Leyenda incuestionable del technazo capitalino –y por ende nacional- desde inmemoriales tiempos de la legendaria sala Voltereta, en la que fue Dj residente y promotor, allá por los primeros años 90.

También es un amante y referente del drum & bass. Todo el mundo recuerda aquellas noches Altered State de los jueves en Madrid en los que compartía cabina con Óscar Mulero, entre otros. Ya en 2007, y bajo su nuevo aka de Arcanoid, se centra en la producción publicando dos álbumes y una docena de referencias en diferentes sellos de postín techno -caso de Semántica Records y Zero Oscillator, junto a Mulero, Miguel Mendoza y Bori Divider- e incluso en los suyos propios. Un capo de ayer, hoy y siempre.

12. OSCAR MULERO

Óscar Mulero es un DJ y productor madrileño -conocido, admirado y respetado aquí y allende nuestras fronteras por su technazo vigoroso, maquinal y acerado, de pelo en pecho y pescuezo tatuado- que gusta, además, de sumergirse en estancias experimentales, mentales e idemeras que tanto le ponen, motivan y cargan las pilas.

Su sello Pole Group –al igual que Warm-up Recordings- apuesta por el techno de vanguardia o lo que es lo mismo: sonidos maquinales, industriales, oscuros y agrestes, pero de los que hacen bailar y pensar.

Mulero es uno de los máximos capitostes del asunto desde hace más de 20 años y en plena forma. Es padre de decenas de singles/EPs y ha publicado cuatro álbumes -desde 2011- de entre los que destacan ‘Muscle and mind’ en Pole Recordings, 2015 y ‘Perfect Peace’ 2018 en Semantica. Y aquel tremendo mix grabado y publicado por Tresor en 2009 que todo clubber tech que se precie debe tener en su discoteca.

Últimamente triunfa con su live ‘Monochrome AV’ una combinación de entornos hardware y software que incluye imágenes, sintetizadores, cajas de ritmos y múltiples efectos, con el que nos abre una ventana con vistas al lado más cavernoso de la IDM. Mulero, un jefazo.

Te dejamos su streaming con United We Stream en el Faro de Moncloa.

13. PELACHA

No diga techno madrileño, diga Pelacha. ¿Qué decir de la guerrera? Simplemente que no se podría entender lo sucedido, en dicho estilo electrónico en la capital de España, sin ella.

Esperanza Camacho además de ser una enorme DJ, gran productora y jefaza de un sello discográfico de primerísimo orden –Redsonja Records– ha conseguido algo que ahora se ve con cierta normalidad pero hace años era casi impensable: trascender el asunto de los géneros en el clubbing y que el público la respete y quiera, no por su sexo, sino por su forma de entender e interpretar –desde la máxima pureza, respeto y mirada hacia delante- el techno. Recordamos con especial cariño su serie de EPS ‘Botánica’. Es mujer, es techno, es Pelacha.

14. REEKO

El asturiano Juan Rico –fundador del sello Mental Disorder– está considerado por los popes del techno –oscuro, crudo y ecléctico- como un artista imprescindible –por personalísimo- para entender cómo ha sido el devenir del “nuevo techno nacional” en los últimos años.

Lleva más de quince años publicando temas en sellos de la enjundia de Rxxistance, Warm-Up Recordings, Soma o Pole, entre otros, que le han hecho trascender fronteras y ser reclamado allende nuestros lares, situándose año tras año en lo más alto de la escena underground nacional y europea. Su presencia en las filas de Pole Group no es casualidad, para nada. También, tras el aka de Architectural desarrolla su faceta más experimental y personal. Tres álbumes lo observan desde 2004. Un top.

15. REGAL

Este italiano felizmente amadrileñado es uno de los talentos emergentes a tener en cuenta en las tripas del joven techno patrio. Su capacidad para sinergiar techno detroiteño y berlinés, con disco, sonidos retro-futuristas y acid, elevan sus sesiones y producciones –siempre crudas y anabólicas, bien preñadas de loops y groove- a una categoría diferente y, por ello, especial.

En la pista de baile del mítico club Berghain saben cómo se las gasta Regal, ¿verdad, amigos berlineses?

Y es que Gabriel Cassina, también a través de su sello Involve Records, es uno de los nombres a seguir, dentro y fuera, del mejor underground techno que sabe mirar hacia atrás, sobre todo a los 90, sin ira. Desde 2012 ha publicado 18 referencias en sellos como Bpicht Control –caso del EP ‘Ego Wars’ de 2020- o Suara.

16. ROSY

Más de medio cuarto de siglo repartiendo technote a diestro y siniestro, con mezclas obsesivamente perfectas, es el resumen de la biografía artística de la muy respetada y querida Rosy.

Desde la añorada y madrileña Specka –donde fue su alma mater- y hasta el momento, son legión los que en Madrid piensan que la reina del techno tiene nombre de flor y el pelo trigueño. Quizá lo más relevante es que Rossy, durante toda su carrera, ha sabido evolucionar de la mano de las nuevas tendencias del techno, virtud que la ha llevado a ser la creadora de un estilo propio, el “future retro”, en el que sinergia lo mejor de ayer, hoy y, hasta, mañana.

No se podría entender lo sucedido, en dicho estilo electrónico en la capital de España, sin ella.

17. TADEO

No caeremos en la tentación de calificar a Miguel Sar como el Jeff Mills español. Este madrileño es un DJ y productor entregado en cuerpo y alma al techno. Un tipo tan entrañable como rebelde, en constante búsqueda de mejoras vitales y musicales. Y, lo que quizá aquí es más importante, un artista español de techno muy valorado allende nuestra fronteras. Incluso más que aquí.

Su sello Another Intelligence es gloria bendita para los technócratas más exigentes

Ha publicado en labels como Non Series, Token, Cyclical Tracks y Net28. También sus sesiones en Berghain, Tresor o en el Sónar son recordadas con cariño

Y sí, seguramente lo mejor de Tadeo es que desde una capacidad de trabajo alucinante y un talento único ha sabido darle una vuelta de tuerca a ese techno tan puro vs. avant que nunca puede parar de mutar, progresar e ir hacia delante. De sus cuatro álbumes hasta el momento nos quedamos con ‘Faces & Mirrors’ publicado por Axis en 2020. Y, por supuesto, su reciente recopilatorio ‘1999 To 2008 Works’ en Another Intelligence. Top-techno.

18. TENSAL

A Héctor Sandoval –la mitad de Exium– lo abalan veinte años de carrera y más de cien referencias. A través de Tensal –aka y sello- da rienda suelta a un techno más cíclico y moderno, y siempre underground, que se apoya en líneas de sintes clásicos.

Como DJ se gusta explorando todas las facetas del techno a base de alternar texturas e intensidades diferentes que se nutren principalmente de su propio material.

Tensal ha publicado tres álbumes desde 2015, entre los que destaca ‘Graphical’ en Soma Quality Records de 2018; además de una treintena de referencias entre EPS y singles desde 2014 en sellos como Warm-up Recordings,  Soma o Muldarz.

19. TONY VERDY

A finales de los años 80 y primeros 90, Tony Verdi ya mezclaba electrónica (EBM,  house, techno, rock, dark, etc.) con guitarras en sus sesiones en la sala Verdi de Barcelona. Y lo hacía ayudándose de una caja de ritmos, un sintetizador y un secuenciador de dos pistas.

El icónico Florida 135 de Fraga fue su segundo club en el que durante 7 años colaboró muy activamente desde su cabina –a base de techno y techno-house- para el auge y consolidación de la discoteca oscense como una de las mejores del país. Sus warm-ups y cierres serán recordados siempre por su eclecticismo y siempre magistrales.

Una docena de referencias y un solo álbum – ‘A new life is coming’ en 2002 en Serial Killer Vinyl lo abalan.

Además de esos pletóricos mixes, como el extraordinario ‘Salón de mezlas’ junto a Cristian Varela de 2002. O el ‘Florida 135 Vol. 3 – Grand National’ de 1999. Desde hace unos años Verdi está completamente centrado en la producción –ha firmado recientemente una referencia en el sello vasco Lonely Owl Records– y es poseedor de los principales premios nacionales que lo sitúan en lo más alto del escalafón techno español.

20. XPANSUL

Otro indispensable en el techneo underground madrileño. Desde los años 90, Xpansul sienta cátedra en las lides del sonido de Detroit-Chicago-Berlín, siendo recordadas –con especial cariño por los clubbers- sus sesiones en Soma Experimental Club y Coppelia 101, en donde se coronó como una referencia de la nueva ola de techno de la primera década del siglo XX.

Seguramente es uno de los mejores mezcladores del techno que ha sabido aderezarlo de otras influencias musicales, siempre querentes al baile, lo ha hecho grande. Mucho.

Ha publicado sus temas en sello como Plus 8, Soma Records, Ovum, Synewave, Truesoul, H-Prod, Harthouse, Analytic Trail, Perc Trax, Trapez, Apnea, CMYK, Regular, etc. Y ha sido fundador de importantes sells, caso de Discos de Lata. ¿Quién no recuerda aquel glorioso mix, junto a Elesbaan, que publicó Soma, en 2001?

Te puede interesar

Tecno francés
Reportajes

Techno a la francesa

Nuestro colaborador Fernando Fuentes hace un repaso de los distintos sonidos, artistas y

Entrevistas

En casa con Oxia

Oxia, el artista francés, icono de la electrónica gala que mantiene una carrera

ESPECIAL