IBIZA, LOS MEJORES DEL MUNDO

Dos años donde las ilusiones y proyectos de miles de profesionales se volatilizaron de la noche a la mañana.

Ibiza: Camareros, diseñadores gráficos, periodistas, decoradores, personal de montaje, músicos, DJS, VJS, bailarines, performances, equipos de animación, servicio de limpieza, seguridad, personal de catering, reponedores de barra, relaciones públicas, drivers, informáticos, técnicos de sonido, técnicos de iluminación, electricistas, pintores, pega posters, recepcionistas, personal de oficina, comunity managers, fotógrafos, cámaras de vídeo, diseñadores de vestuario, redactores, medios de comunicación, empresas de cartelería, distribuidores de bebida, hoteles, promotores musicales, bares, restaurantes, tiendas de moda, emisoras de radio…. 

Seguramente me ha dejado alguna profesión o algún sector empresarial en el tintero, pero creo que la lista que he escrito antes refleja perfectamente el impacto económico y social que ha supuesto el cierre de los clubs de la isla durante estos dos años. Miles de personas, y no es una exageración, dependen parcial o totalmente de los ingresos que produce la cultura clubbing en la isla. Los indocumentados y los envidiosos han tejido durante años un relato viciado en el que presentaban los clubs de la Ibiza como empresas codiciosas que no aportaban nada a la sociedad y a sus trabajadores como gente sospechosa con poco valor profesional. Miles de profesionales se dejan el alma cada año para mantener el prestigio de la isla y para que al menos en este país, nos demos el gustazo de ser los mejores del mundo en algo. Currantes acostumbrados a trabajar con la máxima presión y expertos en encontrar soluciones en tiempo récord.  

Además de cornudos…, apaleados. Dos años sin poder trabajar y aguantando el discurso facilón que señala a nuestro trabajo como el causante de todos los males. Olvidados por las autoridades, olvidados por la prensa generalista que no ha querido profundizar en el impacto del cierre de los clubs, y desgraciadamente olvidados por una escena y una industria que prefiere callar y capear el temporal. ¿Cuántos clubs han salido públicamente a defendernos? ¿Cuántos promotores y cuántos DJs millonarios han salido a la palestra y han presionado desde su privilegiada posición para ayudar a los profesionales de Ibiza? Muy pocos.

¿Os acordáis el estúpido mantra que se repetía durante el confinamiento? De esta pandemia vamos a salir mejores. Los trabajadores clubbing de Ibiza, los mejores trabajadores del mundo en su sector, nos conformamos con salir…, lo de mejores se lo dejamos a los hipócritas. 

Domenico D’aniello: “Los clubes de Ibiza son cultura y son parte de la esencia de la isla”.

Cuando vine a Ibiza por primera vez quedé completamente fascinado de la grandiosidad de los clubes de la isla. La energía que trasmite un dancefloor lleno no tiene comparación con nada. Te recarga. Estar allí entre cientos o miles de clubbers, con los mejores artistas del mundo detrás de la cabina, con un soundsystem potente, las luces, los efectos, los performers, el staff y los personajes de la industria de la música electrónica, es una experiencia única (aunque se repita miles de veces) y te hace comprender la pasión que mueve el clubbing. Dos años sin poder bailar en los templos de la música de Ibiza es una perdida incalculable para la isla, para los trabajadores de la industria y todos los que viven de los clubs. En esos lugares se experimenta con la música que da la vuelta al mundo, los clubes de Ibiza son cultura y son parte de la esencia de la isla. Sin ellos perdemos riqueza material e inmaterial. I miss the island’s clubs.

Elimaginario, VJ/ Artista : Ibiza es y fue la isla de la música, el baile y la comunión desde 2000 años antes que abriera el primer club

La verdad dudo que pueda sumar algo más a lo que se dice en este articulo sobre lo que supone dos años sin clubbing en Ibiza. Esta etapa está llena de luces y sombras, algo muy apropiado dado mi campo en particular. 

Cuando estoy optimista me gusta comparar esto con el modo que gestionamos un bajón musical los que trabajamos la iluminación. Bajando intensidades, ritmos y dejando la sala prácticamente a oscuras mientras el track (la vida) desarrolla su parte sin bombo. Modulan las frecuencias y las melodías de camino al gran subidón. Nosotrxs, vamos preparando los recursos con los que acompañaremos ese momento para elevar el estímulo de la música a niveles de experiencia. Sí, no es difícil ver el símil. Ahora todo mi sector, y yo mismo, estamos afinando skills y aprendiendo nuevas técnicas (recursos) Emprendiendo proyectos personales que nos hagan tanto mejorar técnicamente como medrar como seres humanos y tener más que aportar a la industria en todas sus esferas. Deseosos de la que la situación sanitaria permita salir de este páramo desértico. Estamos locxs por llenar las pistas de nuevo de colores y atmósferas. 

Ibiza es y fue la isla de la música, el baile y la comunión desde 2000 años antes que abriera el primer club y pese a los momentos oscuros no me cabe duda que la isla volverá a brillar.

Contemporizar, coger fuerzas y prepararnos que ya queda menos para que rompa el track 😉

No hay luz sin sombra.

Javi Laser, CEO Pirolaser Fx : “La pregunta es, ¿quiere la administración balear que el clubbing resurja? Yo no lo sé”.

¿Qué palabras me vienen a la mente? Tristeza, privación, derrota, ineficacia, frustración, parón en seco, crisis, incomprensión, desigualdad, etc. Todo conceptos negativos y desesperantes, pero… ¿por qué́? Porque para bien o para mal, la industria clubbing movía mucho en Ibiza, mucho público, mucho negocio, mucho trabajo y también mucha cultura, mucho arte, mucha música, etc.

Cuando digo mucho negocio, no me refiero al negocio de los promotores/ dueños de discotecas, a veces comparados con villanos que solo buscan su enriquecimiento personal, como si cualquier ceo de empresas de “día”, como los comercios, etc. no buscaran lo mismo o el éxito…. No, me refiero a la principal actividad profesional para muchas personas que se ganan la vida de manera digna y honrada y que han visto negado y se les ha prohibido ejercer su profesión sin recibir ningún tipo de indemnización. Si digo indemnización es porque no hay que ayudar solo cuando no se te permite realizar tu actividad legal por un bien común mayor, se debe indemnizar a los afectados tal y como estipula la Constitución, pero eso es otro tema…

El parón de actividad ha afectado a miles de personal que vivían directa e indirectamente de este sector, y hablo de miles de personas solo en Ibiza, residentes baleares y no residentes baleares.

A nivel cultural ha supuesto otro desastre sin paliativos. Todo el movimiento de personas, individuos de todo el mundo que venían a disfrutar de la música electrónica a Ibiza quedó totalmente paralizado. Ello tendrá consecuencias a medio plazo cuando volvamos a la normalidad (no a estas “nuevas normalidades”) sino la normalidad que vivíamos en 2019… Esperemos que todo sea reversible y podamos volver con fuerza en 2022.

La caída de facturación en mi empresa fue de un 90% durante 2020. Lo que está claro es que el clubbing en Ibiza necesita ayuda de todos y sobre todo del poder público para poder resurgir, la pregunta es ¿quiere la administración balear que resurja? Yo no lo sé.

Jordi8lasco, VJ/ Artista : “No entiendo porque nuestro sector ha sido demonizado”.

Dos años de paro clubbing en ibiza significan dos años sin hacer unos de los trabajos más gratificantes de los que realizo. Soy Jordi 8lasco VJ residente en Pacha y creador de contenidos. En 2020 con la llegada de la pandemia se esfumaron todos los proyectos que tenía para esa temporada y fue tan duro encajar que no se permitía realizar ningún evento en Ibiza que cerré mi ordenador portátil y me dediqué a trabajar en el campo por unos meses.

Eso me sirvió para respirar y retomar muchos de los proyectos personales que tenía aparcados antes de la pandemia por la falta de tiempo.

Ahora valoro muchísimo el tiempo que le puedo dedicar a todo lo que creo que es importante en mi vida. Creo que estamos en un proceso de cambio que nos va a beneficiar a todos y en el cual vamos a crecer aportando trabajos de más calidad y defendiendo el tiempo de calidad necesario a la hora de crear nuevos proyectos.

No entiendo porque nuestro sector ha sido demonizado y espero que volvamos pronto a juntarnos en las pistas de baile, un lugar para la música, la luz, el encuentro, la experimentación, la comunicación y la co-creación. 

Un saludo desde Ibiza y los mejores deseos para que la próxima temporada 2022 podamos bailar de nuevo.

Mar Garcia, Pure Ibiza Radio: “El mundo ha cambiado y esto también nos va a servir para corregir muchas cosas que se estaban haciendo mal hasta ahora”.

Todavía es difícil asimilar que este parón haya ocurrido. Nadie se lo hubiera podido imaginar, pero, ha pasado. Segundo año de restricciones que salvan vidas y a la vez paralizan un sector tan importante como es el del ocio nocturno en un lugar como Ibiza. Creo que debemos ser consecuentes con la grave crisis sanitaria que el mundo entero ha sufrido y seguir teniendo un poco de paciencia ya que, más temprano que tarde, podremos volver a disfrutar y a trabajar al 100% como veníamos haciendo hasta el 2019, en todos los sectores.

El turismo en general se va recuperando y, aunque, tengamos todavía que esperar a que reabran los clubs, en Pure Ibiza Radio vemos el futuro con optimismo. Los Djs y la música en la radio no ha parado en ningún momento, es más, la audiencia subió mucho desde que empezó la crisis.

A nivel institucional muchas decisiones tomadas no han sido correctas, pero es difícil juzgar una gestión en la que éramos totalmente nuevos e inexpertos, y como es lógico la salud la salud está por delante de todo. El mundo ha cambiado y esto también nos va a servir para corregir muchas cosas que se estaban haciendo mal hasta ahora.

La isla y todos los que nos dedicamos a la música nos hemos visto afectados en gran medida, pero hay que seguir adelante con fuerza y juntos. La unidad es ahora más importante que nunca y si actuamos con generosidad y solidaridad dentro de nada esto habrá quedado en tan solo una anécdota. Ahora vamos a vivir otro momento histórico, el renacer después de tanto tiempo en “stand-by”, y sobre todo y lo más importante, es que vamos a poder bailar.

Nacho Capella, Promotor : “Esta pandemia nos ha retrocedido al ultimo escalón de la actividad comercial global.

Luca Donzelli, Maher Daniel, Alex Font y Luca

Estos dos últimos años sin clubbing en el mundo ha sido un desastre para todos en general. me da mucha pena ya que hemos trabajado muchos años para llegar donde hemos llegado y esta pandemia nos ha retrocedido al ultimo escalón de la actividad comercial global (queremos bailar)

Por otro lado, a mí me ha ayudado mucho a pensar en el futuro, trabajar para superarme día a día, aprender muchas cosas nuevas que tenia totalmente olvidadas y me ha espabilado para abrirme la mente con nuevos proyectos.

Os estoy escribiendo desde Zanzibar y es aquí donde la pandemia me ha dado la oportunidad de expandir, transmitir y educar con mi querida música electrónica en esta impresionante isla que me tiene locamente enamorado. el pasado junio empece un nueva residencia 11 eventos en el b4 beach club de paje beach. la fiesta tiene el nombre de Zanzibiza (la union musical de Zanzibar con ibiza).

También tuve la oportunidad de traer por primera vez un festival de música electrónica en Zanzibar – Sunwave Festival zz – y gracias a estas dos acciones empieza un nuevo ciclo en mi vida.

Pedro Comesaña, CEO 3Dlight Ibiza : “Ibiza sin la noche no es la misma, le falta la mitad de su esencia”.

El año 2020 se presentaba como unos de los mejores años para Ibiza, no conozco a nadie que no tuviese buenas previsiones para ese año y de repente todo se paró.

En mi pequeña empresa ya habíamos invertido en la temporada, y en el año 2020 la facturación fue totalmente nula. Algunos de mis clientes -como el DC10- también invirtieron en renovar, todos teníamos la esperanza de que algo se pudiese hacer por poco que fuese, pero no se pudo hacer absolutamente nada.

Fue un año muy extraño, en el que nos intentamos renovar, pensando en diferentes fórmulas para conseguir un pequeño ingreso, pero por más vueltas que le dábamos era imposible. Lo único positivo que le veo es que fue un año de mucha creatividad, encerrados en la nave aprendiendo cosas nuevas y haciendo colaboraciones con mucha gente. Un año muy solidario también donde nos intentamos apoyar todos.

Teníamos toda la esperanza puesta en el 2021 pero otra vez en la estocada, con límites de horarios y clubs cerrados. Este año sí que tuvimos que abrir nuestro mercado y buscar otras fuentes de ingresos. En Ibiza se están haciendo muchas cenas y eso nos ha salvado un poco, decorando cenas y villas de lujo, además de hacer instalaciones de luz arquitectónica y de utilizar la luz en un modo más artístico y creativo.

Ibiza sin la noche no es la misma, le falta la mitad de su esencia. Se puede disfrutar del día, de la playa, de los restaurantes. Pero cuando llega la noche le falta su vitalidad característica. El problema para mi es que la gente quiere bailar y quiere fiesta, y con estas restricciones actuales sólo hay dos tipos de persona que pueden disfrutar de ello:

– Los que hacen fiestas ilegales, corriendo el riesgo de las multas y de estar en condiciones sanitarias donde no hay ningún tipo de control sobre los asistentes.

– Las personas que tienen mucho dinero: estos alquilan villas de lujo, megayates… ellos hacen ahí sus fiestas privadas con su grupo reducido de amigos. En este grupo también incluyo restaurantes de lujo donde si llegan a pinchar algunos djs y puedes escuchar música, pero no puedes bailar, y a la una de la mañana como muy tarde se acabó, por lo que no considero eso una buena actuación musical. La gente normal y responsable no tiene acceso a divertirse ni bailar, ni nada.

Roberto Castaño, Fotografo Ushuaïa : “Para mí recuperar el pasado debería pasar por ganarnos y merecer un futuro mejor”.

He perdido la cuenta de los días que han pasado desde la última vez que trabajé haciendo fotos de noche en una discoteca. Sí que recuerdo el día, Closing de Hï Ibiza al final del verano de 2019, pero han pasado tantas cosas desde entonces que esa fecha se desdibuja en un océano de tiempo. Sin embargo, recuerdo perfectamente las sensaciones vividas, momentos especiales, las personas con las que compartí aquella noche, aquellas canciones, experiencias… Es todo eso, la pasión que nos mueve, lo que confío que nos hará volver a la pista. Recuperar la música de noche y el ritual, personal y colectivo, que hace esos momentos especiales y diferentes de todo lo demás. Mucho se ha hablado de cambiar modelos de ocio, formas de expresión… pero todo eso que ahora se ha convertido en clandestino, estoy seguro, volverá a brillar a la luz de los focos.

Me gustaría pensar, además, que todo esto debería servir para valorar mejor lo que teníamos. Para recuperar una esencia perdida desde hace tiempo, eso que se rompe cada vez que alguien solo disfruta de un show en directo a través de la pantalla de su móvil, cuando no saben quién es el dj/artista que tienen delante, o lo que es peor, nos olvidamos de toda la gente necesaria para crear ese escenario, en el más amplio sentido de la palabra, donde vamos a vivir algunas de las experiencias más importantes y vitales de nuestra efímera existencia. Para mí recuperar el pasado debería pasar por ganarnos y merecer un futuro mejor. No tengo dudas… lo conseguiremos porque, ¡somos los mejores!

Valentín Huedo, Dj/Producer : “Todavía no sé si estos cambios de modelo han venido para quedarse o si volveremos al modelo de siempre”.

Estos dos años de parón en Ibiza los he vivido desde dos puntos de vista, uno como ibicenco y otro como profesional. Como local he agradecido esta pausa, obviamente como profesional no ha sido fácil. Especialmente el 2020 fue duro, no había nada de nada, ¡ese fue un verano extraño! En 2021 Ibiza ya tiene casi todo lo que ofrecía antes, excepto los grandes clubes que son una parte muy importante de nuestra oferta. Sin embargo, los hoteles, los restaurantes, las playas, los beach-clubs, están llenos. La isla tiene buen color y hay lugares donde escuchar música (de mejor calidad en mi opinión), y también bailar, aunque no como quisiéramos, eso no hace falta ni decirlo. También es cierto que ahora casi toda la oferta es más exclusiva y no todo el mundo se lo puede permitir. Aunque eso no me gusta, no pienso que las empresas se aprovechen de la situación, creo que se adaptan y tratan de salir adelante como pueden. 

Todavía no sé si estos cambios de modelo han venido para quedarse o si volveremos al modelo de siempre. En cualquier caso, el deseo de bailar, y salir a divertirse y escuchar música, es algo inherente al ser humano y siempre se buscará una manera de hacerlo, entonces mejor que nos dejen hacerlo de manera legal y segura, ¿no? Sea como sea Ibiza saldrá reforzada como siempre lo hace y todos estaremos bailando en los clubes en 2022. 

Crónica por Jonathan Gutierrez, Poeta clubbing : Que bien se vivía en Ibiza cuando daba miedo”.

+ Noticias y entrevistas que te puedan interesar aquí

Te puede interesar

Playlist Artista del Mes

Suscribete