De la magia de Tigzirin Tiknariryin en la música de baile

Las Canarias, esas grandes desconocidas en lo que a las músicas de baile respecta… en la península –porque, internacionalmente hablando, su impacto en la electrónica es más que notable

Vanguardia en el breakbeat –casi desde el nacimiento del mismo en las islas británicas– y gran parte de sus derivados, el papel de las principales islas en este género no tiene nada que envidiar al de otros territorios como Andalucía o Valencia. En ellas están algunas de las mejores espadas de estos sonidos y por ellas ha pasado prácticamente toda la guardia que ha hecho posible esta música y le da cariño y amor. 

Pero Canarias no brilla sólo por su fuerza y su evolución en el devenir de los ritmos rotos, sino que también lo hace por su saber hacer en lo que a la mixtura de todo tipo de sonidos respecta, como, por ejemplo, bien nos muestra, el grande de Beto Uña –desde su base de operaciones, Papagayo Beach Club, sin olvidar todos los espacios en los que ha dejado su impronta–, una de las figuras claves en la historia de la música electrónica de estos territorios llenos de realismo mágico.

En este sentido, no nos olvidamos tampoco de la gente del Colectivo +0, de las personas que hay detrás del colectivo Escena, de Omelette Colectivo, Micromusic o Luxury Groov Collective, por citar unos cuantos, todos ellos de vital importancia para seguir insuflando energía en las islas con todo tipo de propuestas –entre las que destacan el arte digital, la videocreación, la fotografía, la escultura y el diseño–. O del programa Reset Radio Show, en el que Luciano Acuña alterna el apoyo a los artistas locales y noveles con intervenciones de personas de primer nivel en esto de las músicas de baile. 

Así que si vas a las Canarias y piensas en pegarte una buena –en el buen sentido de la palabra–, hazlo sin miedo, que lo que allí te espera no tiene nada que envidiar a nada ni nadie. 

Te puede interesar

Playlist Artista del Mes

Suscribete