Madrid Music Days · No dance, no party

Madrid Music Days · Resumen de la primera charla de esta edición especial 2020

Madrid Music Days 2020, se inicia con esta primera tertulia de la edición Especial Covid Clubbing Alert. Una edición atípica en la que hemos querido unir a pesos pesados de la cultura electrónica en torno a cinco temas que recorren de arriba a abajo un sector que vive un insólito  contexto de incertidumbre, desamparo de la administración pública y serios problemas para aguantar la crisis. Pero que supone también un momento intenso que deja traslucir un enorme amor por lo que nos mueve, la música electrónica y esa experiencia única que es compartir una noche de clubbing. 

Oportunidades y nuevas vías se abren en un clima en el que no se pueden hacer planes ni siquiera a corto plazo. Lo que queda claro y se pone de manifiesto es la necesidad de unirse y luchar por un sector que no sólo ofrece negocio sino también cultura (aunque a algún ministro se le haya escapado lo contrario).

NO DANCE NO PARTY

Artistas y empresarios hablan de cómo vivir sin pista

Una crisis inesperada que ha afectado por igual a artistas y empresarios del clubbing. ¿Cómo podemos mantener la industria del baile si no hay pista? Ésa es la pregunta inicial que planteamos a siete profesionales que llevan tras de sí una dilatada carrera de éxitos como promotores y artistas.

Vídeo completo de la tertulia

Cristian Varela, Francesco Farfa y David Penn como djs internacionales que han visto canceladas todas sus fechas.

elimaginario como videoartista que pasaba la temporada de grandes clubs de Ibiza trabajando cada día en las mejores salas del mundo.

Natalia García, promotora del festival Aquasella que ha tenido que suspender la edición 2020 y no sabe si podrá llevar a cabo la de 2021.

Iván Aballay, promotor argentino que con Buenas Noches Producciones produce eventos con los mejores djs del mundo desde Córdoba, nos habla de la situación allí.

Distintos países, mismos problemas

La tertulia arranca poniendo de relieve que en los distintos países desde donde habla cada invitado existen problemas muy similares. Ya sea en Inglaterra donde reside actualmente Varela o en Argentina donde trabaja Aballay, los problemas a los que se enfrentan no difieren de los de Farfa en Italia o David Penn, Rodriguez o elimaginario en España.

Desprotección laboral y empresarial, palos de ciego de la Administración que han costado mucho dinero a los empresarios del ocio nocturno y la sensación de que se mantiene el sector parado y en un limbo jurídico que está haciendo agonizar cientos de clubs y festivales con todo lo que eso implica.

En el caso de Italia la cosa va más allá, con manifestaciones gemelas a las vividas en España y silenciadas desde la televisión. Hace unas semanas, la Plaza del Duomo de Milán se llenaba de las maletas negras de los técnicos de luces y sonido, que entre mascarillas reclamaron sus derechos al igual que se ha hecho en ciudades de España. Francesco Farfa nos comentó que ni siquiera se había mencionado en ningún medio, en un intento más o menos descarado de ningunear las peticiones del sector. 

El dj nacional David Penn, al igual que otros compañeros de profesión, aprovechó el momento de la Pandemia para trabajar en el estudio. Pero sin público y sin pista, la imaginación se resiente. Porque el productor necesita estar en contacto con la pista para generar nuevos sonidos. Para el artista, que ha podido hacer algunas actuaciones durante el verano, la realidad es que incluso aunque cierres todo, la gente no se va a quedar en casa.

Una opinión que comparte Iván, promotor de Buenas Noches Producciones. En Argentina la situación económica es dramática, pero además hay muy mal clima en la calle.

Según el promotor, el cierre total del ocio nocturno ha degenerado en cientos de fiestas ilegales sin ningún tipo de control. En el caso de Córdoba, que es una ciudad universitaria, se trata de un hecho conocido y hasta cierto punto admitido por las autoridades. Mientras, los empresarios del sector ven cómo se desoyen sus peticiones, aún sabiendo que este tipo de reuniones se harían de forma organizada y con mucha más seguridad sanitaria si les permitieran abrir sus locales. Al final, nosotros somos los primeros que queremos abrir ofreciendo todas las garantías de seguridad sanitaria, razona Aballay.

Natalia García de Aquasella sabe muy bien lo que es seguir todas las normas de organización dictadas por las autoridades. Nos habla de la producción tan increíble que es montar un festival como Aquasella que da cabida a miles de personas y lo que supone cualquier cambio en la normativa o en el aforo. Pequeños movimientos que pueden dar al traste el trabajo de cientos de horas y un equipo humano tremendo.

Desde Ibiza, elimaginario nos habla de la ola destructiva que ha supuesto para el tejido profesional de la isla este virus. Un artista que desde hace más de una década pone luz, color y belleza visual a las sesiones más top del planeta y que ha visto cómo este verano se quedaba sin una sóla fecha en el calendario de trabajo. Literalmente, ha pasado de tener unas 70, 80 actuaciones a no tener ninguna en todo el verano. 

Para él, esta situación ha puesto todo al mismo nivel, grandes y pequeños. Yo he dejado de ganar dinero, pero hay gente que había invertido noventa mil euros en equipo para este verano y lo tiene cogiendo polvo en un almacén.

¿El poder no quiere artistas con ideas? 

Cristian Varela, nos cuenta desde Londres donde reside, que el lockdown se está llevando a cabo de manera muy flexible. Si bien hay restricciones muy fuertes y multas de hasta 10K libras, en su opinión no es el ocio nocturno lo que realmente preocupa a las autoridades sino un control sobre aquellas figuras públicas que tienen influencia en redes sociales y tienen capacidad de crear un discurso propio. Según deja entrever el dj, habría interés en ayudar a ciertos artistas que cumplan con un determinado esquema por encima de aquellos  que vayan por libre. 

¿Cómo volver a la pista?

Con una constante situación de alarma que parece prolongarse mucho más de lo esperado, las opciones para volver a la antigua normalidad parecen cada vez más lejanas. Conscientes de que se ha abandonado a su suerte al sector y que el teletrabajo no es una opción a la que poder adaptar su actividad, los profesionales de la cultura clubbing se preguntan qué opciones quedan.

Cristian Varela nos cuenta que en Inglaterra ya se está hablando de volver a hacer eventos en primavera, gracias a una alianza que se podría estar creando entre promotores y centros sanitarios privados. La idea sería poder realizar tests rápidos en las zonas cercanas a las salas o festivales, que garantizarían espacios libres de virus.

Seguridad ante todo.

Natalia de Aquasella hace una lectura optimista y afirma que para este verano debería haber una respuesta unificada con las autoridades sanitarias para llevar a cabo el festival ofreciendo todas las medidas de seguridad. Túneles para tomar la temperatura, PCRS y soluciones que permitan avanzar y no perder otra temporada que significaría la estocada final.

Sin embargo, con fronteras cerradas y cuarentenas en depende qué sitio, son los propios artistas los que están declinando viajar, tal como nos dice Francesco Farfa. Yo tengo familia, no puedo tomar estas decisiones solo, nos dice entre risas.

Streaming para mantenernos unidos

Al empezar la tertulia, Natalia nos comenta que desde el Festival habían seguido muy activos en redes sociales como forma de entretener y seguir unidos con su público. Pero el paso de los meses está haciendo que ni siquiera esto mantenga una llama que peligra con apagarse. 

David Penn es tajante con el streaming. La gente quiere contacto, experiencias, tocarse. Es positivo que exista un medio de contacto digital, pero nuestra profesión no admite el teletrabajo. 

Para Cristian Varela sin embargo, el streaming es un nuevo medio que va a empezar a monetizarse por promotores y artistas. Es probable que vivamos algo similar a lo que pasó con la compra online. Habrá un boom de consumir streaming y luego será como con el cine o el fútbol. Habrá gente que pagará por verlo en directo y otra preferirá verlo desde el sofá de su salón.

Líneas maestras

Tras una hora y media, Fernando Fuentes nos avisa de que se acaba el tiempo y hacemos revisión de lo hablado. Por encima de todo queda la impresión de que el Estado ha abandonado a un sector a su suerte.

Empresarios y artistas reclaman que si bien no es un sector primario, el ocio y la cultura de baile son necesarios para el individuo y para la sociedad. Una idea que, como veremos, recorre las cinco charlas del Madrid Music Days. 

Como bien puntualiza elimaginario, No entro a debatir si lo que hacemos es o no es cultura. ¿Es el sol redondo? Pues lo mismo…

Toda la info de este evento online aquí

Te puede interesar

ESPECIAL