En casa con Fatima Hajji

Hablamos hoy con Fátima Hajji en esta entrevista especial para #encasacon

Vicious Magazine: ¿Por qué te interesaste por la música electrónica?

Fatima Hajji: En mi casa siempre se ha escuchado todo tipo de música. Yo desarrollé interés por la música desde muy pronto y me encantaba tanto la música árabe que escuchaba con mi padre, como la radio fórmula típica de la época: canción española, copla, flamenco normalmente, pero también Pop, Rock etc. al igual que el Punk Rock que escuchaban mis hermanos mayores en su adolescencia. Llegó un momento en que mis hermanos empezaron a salir de fiesta y a escuchar cintas de cassette con sets de Techno grabados en clubes de la zona donde vivía y en ese momento cambió un poco todo porque quedé completamente enganchada a este nuevo sonido.

¿Recuerdas qué sentiste cuando te subiste a un escenario por primera vez?

Nervios, muchos nervios, en mis primeros años me ponía tan nerviosa que a veces vomitaba antes de ir al club. Pero en cuanto me subía a la cabina se me pasaba todo.

¿Qué simboliza el techno para ti?

Libertad. Seas como seas, si tienes buena energía, encajas en cualquier buena fiesta. Da igual tu edad, género, forma de vestir, raza, ideología, religión o la etiqueta distintiva que prefieras. En un club (normalmente) suele estar la gente porque le gusta esta música y la vive, quiere bailar, divertirse y expresarse. Lo demás no es importante en ese momento.

¿Qué sientes cuando compones música electrónica?

Cuando estoy produciendo muchas veces el sentimiento es de frustración porque quieres sacar una idea que tienes en la cabeza pero a veces cuesta, hasta que das con la clave; una vez que lo consigues solo puedes pensar en el momento de poder testarlo en el club en el momento idóneo. Así que la verdadera recompensa es ver a la gente disfrutar con tu sonido. Ahí es cuando sientes que todo el esfuerzo ha merecido la pena.

Casi dos décadas pinchando y componiendo ¿cuál crees que ha sido tu evolución?

Me gusta la contundencia en los bombos, eso es algo que siempre me acompañó. Empecé con Techno y me fui endureciendo y subiendo bpms hasta llegar al Hardgroove. Poco a poco fui incorporando tracks más duros y mezclándolos con algunos más groovies, hasta llegar a mi etapa de Hardtechno pero manteniéndome fuera de los bombos rotos y distorsionados que había más allá. Llegó un momento en el que no había música nueva para que yo pudiese seguir con un set de ese estilo que pudiera mantener renovado y poder seguir disfrutando al 100%; era muy desesperante buscar música y que todo fuese demasiado duro o demasiado suave para mi sonido. Durante un par de años empecé trabajar con un aka para explorar otros sonidos más techno y casi sin darme cuenta fui encontrándome más cómoda a medida que incorporaba tracks más contundentes y a día de hoy estoy de nuevo en la misma línea en la que empecé pero con la música actual, si tuviera que hacer una representación gráfica de esto probablemente sería una espiral.

Fatima Hajji

¿Cuál ha sido el mejor momento de tu carrera profesional?

Muchos, es imposible quedarse con uno. Muchas de mis primeras veces han sido para mí muy importantes. Por mencionar algunos momentos diría mi primer Awakenings Festival, la primera vez en Florida 135, el primer All Night Long en Fabrik, mis primeros tours en América del Sur y Norteamérica. Hay muchos buenos momentos, soy muy afortunada de poder tener tantos buenos recuerdos y espero seguir creando nuevos. Quizá los primeros bolos después de esta cuarentena se conviertan en recuerdos memorables jajaja

Si tuvieras que decidir entre los siguientes festivales en los que has pinchado: Awakenings, Tomorrowland o Aquasella ¿cuál sería y por qué?

Pues por orden cronológico, la primera actuación en Aquasella fue brutal porque es el único festival al que he asistido como público antes de tener el honor de poder pinchar en él. Así que saboreé cada minuto en el escenario de una forma especial. Es mágico, tanto por el enclave como por el ambiente que se respira. Siempre es brutal pero la primera vez (aparte de los nervios que tenía) fue muy bonita.

La primera vez que fui al Awakenings fue uno de los momentos que supuso un paso adelante en mi carrera, a partir de aquí empecé a pinchar de forma más asidua en Europa. Realmente fue muy emocionante verme en un escenario tan grande con un sonido tan brutal, y el despliegue de iluminación y  toda la super producción en general y sobre todo que la gente reaccionase tan bien con mi set. Fue un día memorable que nunca olvidaré, empecé con mi track “Violines” y cuando rompió, la gente empezó a gritar… y mucho; tanto, que me di la vuelta preguntando qué pasaba y al final me di cuenta que era la euforia de la gente dándolo todo.

El primer Tomorrowland la verdad flipé con el festival, me di un buen paseo. Yo, que soy muy de películas infantiles (me encantan las hadas y la fantasía) me quedé asombrada al ver la alucinante atmósfera que son capaces de crear en cualquier rincón, merece la pena verlo y pegarse allí una buena fiesta, así que estoy con muchas ganas de volver este año si es posible 🙂

¿Qué sensaciones crees que transmites al público cuando pinchas?

Lo que intento transmitir es buena energía, contundencia y felicidad. Como DJ intento pinchar lo que a mi me gustaría escuchar estando de fiesta, para bailar con una sonrisa en la cara y poder darlo todo.

Como artista nacional ¿cómo crees que está desarrollándose la música electrónica en nuestro país respecto al resto del mundo?

Estamos en un movimiento global y  prácticamente en todo el mundo la tendencia es de crecimiento brutal de la electrónica; en España, culturalmente hablando, la fiesta es parte de nosotros y quizá por eso tenemos un público con un nivel de energía muy alto y que además transmite muy rápido . Pero a la vez que no hay un claro apoyo de las instituciones a un sector como el nuestro. Tenemos una gran escena, con un gran potencial que se desarrolla y crece cada vez más, con un poco de apoyo podríamos ser un referente mundial pero igualmente vamos a seguir mejorando porque hay mucha gente muy buena trabajando duro.

¿Alguna anécdota divertida que quieras compartir con nosotros?

Una vez me confundí de coche, salía del hotel al lado del aeropuerto Ámsterdam y mi tour manager llevaba la maleta, el conductor que estaba esperando en la puerta a otro DJ dio por sentado que mi tour manager era su cliente y nos metimos en el coche tan campantes. Al cabo de veinte minutos el otro DJ (que nunca sabré quien es) llamó por teléfono al conductor para preguntarle dónde estaba y tuvimos que volver. Afortunadamente llegué al bolo a tiempo. Espero que mi desconocido compañero también.

Links Fatima Hajji

Facebook | Twitter | Youtube | Instagram

Relacionados

Finalversion3: “Que parte del público esté en el club con el móvil en la mano es muy deprimente”

Te puede interesar

ESPECIAL