Desde la Mancha el duo LOPEZHOUSE

Desde los confines de la Mancha, en poderosa tierra de vinos, lo que viene haciendo esta dupla es cada vez mayor y más interesante. Hablamos con ellos, para que nos cuenten más de lo que ya sabemos.

¿En qué momento decidís montar LOPEZHOUSE y para qué?

LOPEZHOUSE es el pseudónimo que se puso David López cuando empezó a pinchar por los pueblos de la provincia de Ciudad Real, para ahorrarle el trabajo a los dueños de las salas, que solían poner en los carteles D.López House (como género). Años atrás, cuando se incorporó Carlos Cruz, decidimos que el nombre estaba curioso y lo dejamos tal cual. Ya todo lo tenemos registrado a Lopezhouse.

Madrid es el lugar que os muestra el camino, pero Valdepeñas es la base de operaciones en la que lo andáis ¿Hasta qué punto influye en vosotros la tierra que habitáis? Porque ésta ha sido activa en lo que a la cultura y la vanguardia respecta.

En nuestro pueblo siempre hemos vivido una cultura de garitos donde se buscaba algo más. Siempre hemos vivido, junto a nuestros amigos mayores y hermanos, ese gusto por el estilo de los 80, Joy Division, New Order, Depeche Mode… Mucho movimiento de grupos, con estilos desde el grunge al rock nacional y garitos que apoyan toda esta movida. Por ejemplo, hubo un garito, que se llamó “el Federal”, que era toda una delicia. Allí es donde empezamos a descubrir a The Smiths, Simple Minds, Devo, electrónica como Kraftwerk, Orbital…

Pero sí, fue en Madrid donde empezamos a descubrir la cultura club, y muy bien que lo pasábamos por entonces. Pero eh, terminamos nuestros estudios, por si hay alguna duda.

¿En qué se basan los sonidos LOPEZHOUSE? ¿De dónde beben? Porque aunque habéis creado un sonido propio, vuestra paleta musical se siente amplia. 

Pues como en cualquier carrera musical, hemos ido tocando varios palos hasta encontrar aquel con el que creemos que nos sentimos más a gusto: un ligero toque del krautrock alemán de los 80 con nuestro techno scifi sound y en el que los backgrounds y las atmósferas son nuestra principal seña de identidad.

Somos muy fans de Pink Floyd, Vangelis, NIN,  Trentemoller…

Dirtybird –entrada por la puerta grande–, Exploited, Plattenbank, Bedrock Records –la alternativa, Sincopat, Suara y, por lo que se ve, una gran amistad  con John Digweed… ¿Cómo ha sido esta evolución? ¿De dónde partíais y dónde creéis que estáis? ¿Cómo habéis afrontado los cambios durante todos estos años? ¿Cómo habéis hecho para salir adelante y liarla como la estáis liando?

Más que una amistad, con John hay algo más especial, es estar trabajando con él, es trabajar con una persona que admiras, nos está ayudando muchísimo en todo. Desde que pinchó en Argentina nuestro tema “Motorik” empezó la relación con él y Bedrock. Al principio fueron un par de EPs, pero hemos llegado a un punto en el que le hemos hecho un remix para su Quattro II y nuestro live para su Bunker Sessions. Y lo más gordo que hemos hecho en nuestra carrera y que está por llegar, por supuesto, será a su lado. Le estamos muy agradecidos y aprovechamos para decir aquí que en una industria llena de egos en la que prima el quítate tú que voy yo, John DIgweed es la persona que dignifica esta profesión y que apoya a sus artistas de una manera incondicional. GRACIAS JOHN.

¿Con qué herramientas trabajáis y cómo os movéis con ellas? Y os pedimos simplemente los ingredientes porque sabemos que la magia de la receta nunca se enseña.

Pues a la hora de sentarnos en el estudio nos encanta compaginar lo analógico y lo digital. Trabajamos con varios softwares, como Cubase o Reason. Con respecto al live, igual, también compaginamos lo analógico en guitarras y bajos con lo digital, pero aquí utilizamos Ableton Live –nos encanta Ableton para los directos–.

¿Qué tal Vostok? ¿Cómo va? ¡Bendita marcianada! Habladnos sobre tan interesante EP, por favor. 

Pues Vostok es importante para nosotros. Quizá no ha tenido la repercusión que tuvo “Strange music from dark side moon”, pero sí ha sido muy bueno para reafirmarnos en nuestro sonido. Creemos que es el tema más puro que hemos hecho. Estamos muy contentos con Vostok. 

¿Qué podéis contarnos sobre lo que está por venir de la mano de LOPEZHOUSE? ¿Hacia dónde marcha LOPEZHOUSE? ¿Cuáles son vuestros planes a corto-medio-largo plazo?

Pues por ahora, como decíamos más arriba, lo más importante está por venir. Han sido años de curro para esto, y es, cómo no de la mano de John. Pero no podemos revelarlo, aunque os podéis hacer una idea.

Sobre todo, en este nuevo proyecto estamos creando el live. La idea principal es ir a América Latina. Estamos trabajando con Omnia Producciones en varias cositas y el plan es realizar un tour. Evidentemente, cuando todo esto vuelva a abrir, que deseamos que sea muy pronto.

¿Qué y cómo hacer según LOPEZHOUSE para retomar con fuerza –y sentido común– el camino de la escena? 

Bueno, creemos que todo estaba convirtiéndose en un sinsentido. Demasiada  propuesta, demasiado festival… recordemos cómo estaba todo antes de la pandemia. Es difícil dar una opinión al respecto, todo va rapidísimo, la gente consume cada vez más y más deprisa… No estaría mal volver, en parte, a cuando se apreciaban más los directos en el escenario, cuando los DJs se lo curraban. Porque llegamos a un punto en el que primaban las sesiones programadas con un par de USBs y ya está, lo cual nos parece una tomadura de pelo. Hay que apoyar la escena local, crear meritocracia, etc. ¿Cuántos DJs o productores llevaban sin crear en años algún track? Pero bueno, las cosas como vienen.

Por último, un buen tema ha de tener… Y una buena fiesta ha de tener…

Un buen tema debe tener esa cosica que hace que los vellos del cuerpo se te ericen, pero sobre todo alma. Y para una fiesta… haya de todo, ¿no?

¿Alguna cuestión que no os hayamos preguntado y sobre la que os gustaría hablar?

Pues que deseamos que todo esto acabe y que volvamos a bailar y ser felices. 

Muchas gracias!

+ Noticias y entrevistas que te puedan interesar aquí

Te puede interesar

Playlist Artista del Mes

Anterior
Siguiente

Suscribete