Al habla con Flatbeat

Con un estilo único, DJ Flatbeat ha llamado la atención de sus oyentes no solo por su personalidad queer, sino por su inquietante postura al tocar sobre los escenarios. De nacionalidad suiza, Sam Jaggi nos habla sobre su carrera  musical y el de cumplir su sueño de abrir su propio club.

Flatbeat, un gusto poder hablar contigo, adoramos tu estilo fuera de lo convencional. ¿Quién es la persona detrás de este gran personaje qué es Flatbeat?

Diva con un toque de pájaro exótico. Tengo un corazón enorme y autenticidad. Lo suficientemente dócil como para ser manejado y siempre tratando de mantener unida a la gente. Tengo una empatía muy distintiva y me encantaría llenar el mundo de amor. Ah, y le doy mucho valor a mi apariencia, Diva, sabes.

Tienes una personalidad destacada dentro de la escena techno europea. ¿Cómo fue que encontraste tu pasión por este tipo de música?

La música siempre ha estado presente en nuestra familia. Crecí con la música y también tenía talento para los equipos técnicos. En la tienda de música de un amigo de la familia, conocí los aparatos desde muy joven y me enamoré de las posibilidades que ofrecían. A los 14 años me permitieron ir a un festival con un DJ muy conocido donde me permitieron mirar por encima del hombro de Carl Cox. Me fascinaron sus técnicas de tocar con varios tocadiscos. A partir de entonces me propuse aprender a hacer esto y todavía hoy sigo enamorado de música como esta. 

Comencé a comprar muchos discos de vinilo, cosa que sigo haciendo hoy en día. Lo que ciertamente también me fascinó, todo era posible, podías ser quien quisieras y así escapar de las normas sociales, estabas libre y a gusto. 

Los eventos eran mucho más grandes de lo que son hoy, pero seguían siendo una gran familia. Todos se cuidaban unos a otros. Todo era tan emocionante y colorido que podías ser libre. Siempre he sido diferente, pero todos eran diferentes, eso fue muy lindo.

El techno ha tenido un crecimiento acelerado en los últimos años, algo que no era tan mainstream como ahora. Cómo artista influenciado por este género, ¿qué sientes que el público lo escuche cada vez más?

A lo largo de los años, he visto cómo las tendencias cambian una y otra vez. Lo que alguna vez fue clandestino se convierte en algo común. Todo está cambiando y siempre hay un género que vuelve a encontrar un auge para diferenciarse de todo lo demás. Tan pronto como esté en la cima por un tiempo, habrá otro género que recuperará su auge. Tengo la sensación de que el techno es tan popular en este momento porque es muy duro, pero el público es mucho más amable y amigable. 

Se espera mucho de ti todo el tiempo y estás bajo presión constante para ser más rápido, más lejos, mejor. El techno es un buen equilibrio, cada uno puede ser quien quiera ser, y tú puedes desconectar la cabeza, escapar de la vida cotidiana.

Hablando sobre tu gusto musical. ¿Cómo te inspiras para producir?

No sólo me gusta escuchar música techno en mi vida diaria. Siempre escucho ciertos pasajes de géneros completamente diferentes y me inspiro en ellos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, mis pistas se crean improvisando en el estudio. Juego un poco con los sistemas modulares y de repente encuentro un gran sintetizador o línea de base y luego construyo la pista sobre él. Me encanta producir música old-fashioned y enriquecerla con las posibilidades de hoy. 

Realmente no me gusta producir solo con DAW. Me gusta tener sintetizadores y cajas de ritmos a mi alcance.

Tienes un papel  importante en la comunidad queer. ¿Qué es lo que más aprendes de ellos?

Creo que lo más importante es la apertura para aceptar a cada uno tal como es. No importa cómo se definan. Nunca he conocido personas más abiertas y más en contacto consigo mismas que en esta comunidad. Además, es agradable tener gente así a tu alrededor, porque son auténticas. No fingen, como la mayoría de las personas en la sociedad que quieren retratar a alguien que no son.

Escuchamos que quieres cumplir tu sueño de abrir tu propio club este año. ¿Qué nos puedes contar de ese proyecto?

A principios del año pasado pudimos convencer al propietario de una antigua imprenta en Soleura para que se uniera a nosotros para hacer realidad nuestro sueño de abrir un club. Desde entonces hemos estado ocupados con los permisos y los conceptos asociados. El 26 de abril sabremos si obtendremos el permiso de construcción tal como lo imaginamos. El club tendrá 2 plantas y una capacidad total de 450 personas. Sería la realización de un sueño largamente esperado. Si conseguimos todos los permisos necesarios, la apertura estaría prevista para septiembre de este año.

Además de cumplir ese sueño. ¿Qué podemos esperar para los siguientes meses? 

FloZirkus y yo fundamos el sello flăm este mes. Es un pequeño sello de techno en el que lanzaremos gran techno. El primer track “Dieser Track ist scheisse” estará disponible el 26 de abril en todas las tiendas principales. Mi primer tema en el sello será “Poledancer” y se lanzará el 24 de mayo. Es un homenaje a mi deporte favorito. Soy una apasionada bailarina de barra :-). Otro lanzamiento llamado “Glitch” está planeado para el 21 de junio. Así que ten curiosidad y síguenos para disfrutar de buena música. 

Además nosotros (Calvin Parker y yo) como DiVa Collective hemos planeado una gira que nos llevará una vez más al hermoso Ritter Butzke en Berlín. Estaremos allí el 21 de junio.Y creo que habrá muchos proyectos nuevos y hermosos en camino este año. Por ejemplo, me encantaría tocar en un evento de techno en algún lugar de España, quién sabe, tal vez salga algo de esta entrevista ☺

Te puede interesar

destacado
Entrevistas

En casa con Oxia

Oxia, el artista francés, icono de la electrónica gala que mantiene una carrera

Playlist Artista del Mes

logo_vicious

Vicious Magazine es una marca registrada de Vicious Media ©.

Todos lo derechos reservados . I Love Vicious SL