Al habla con Dugarry

Desde Barcelona recibimos un nuevo tema de Dugarry, incluido en ‘Feast’ el álbum que está presentando durante este 2024. Estamos ante un artista libre y sin preceptos a la hora de crea música. Para ello baja a la mina de sus peores pensamientos y allí mira qué necesita extraer de su particular veta; tras ello agarra una guitarra o un piano y “empiezo a sacar mierda”. Y una vez que tiene algo parecido a una canción, a veces puede ser de indie electrónico, o de punk e, incluso algunas, de música electrónica.

Texto: Fernando Fuentes

-Hola Edu, para los que aún no te conozcan, ¿quién o qué es Dugarry?

Dugarry es mi crisis de los 30. Al cumplir los 30 entré en una profunda crisis que coincidió con el descubrimiento de Ableton. He hecho música toda mi vida con instrumentos acústicos, pero descubrir la producción electrónica fue como pasar a nadar de una piscina al océano Pacífico. Gracias a esto pude enfocarme toda mi rabia y toda mi frustración en hacer música de una forma inabarcable. 

-Lo que más llama la atención de tu propuesta musical es que se percibe la absoluta libertad desde la que trabajas… ¿no hay preceptos o referentes para ti a la hora de crear música?

Precisamente por la forma en la que entré en la producción musical mi manera de hacer música es muy “acústica”. Pienso las canciones como siempre he pensado la música rock, simplemente que ahora la cantidad de posibilidades que tengo es infinita. Y la música que escucho ahora tiene mucho que ver con esto: Four Tet, Jon Hopkins, Bjork, Thom Yorke, etc.

“Descubrir la producción electrónica fue como pasar a nadar de una piscina al océano Pacífico”.

-Entonces, ¿de dónde sacas las ideas para componer y producir tus temas?

Generalmente de canciones que me inspiran. La idea embrionaria siempre es otra canción. Luego a las 3 horas, a los 3 días o a los 3 meses, no importa, mi canción no se parece ni remotamente a la que la inspiró y ya vuela sola.

-Que te muevas en diferentes estilos -desde el punk al indie electrónico, pasando por la música electrónica-, ¿te aporta un manejo musical más amplío en el momento de generar canciones?

Supongo que sí, aunque a veces es también una tortura. Si escucho mucho a Chet Faker pienso “tengo que hacer música como Chet Faker”. Si escucho mucho Four Tet me ocurre lo mismo. Y así con cualquier propuesta. El reto de los próximos años va a ser acabar encontrando una voz propia.

– ¿De qué partes a la hora de componer? ¿Y con qué lo haces; piano, guitarra, beat…?

Siempre usé guitarra para componer, pero hace unos años aprendí a tocar el piano. El tema es que lo aprendí de forma autodidáctica, así que muchas veces no sé qué coño estoy haciendo (Risas) y esto me encanta. Creo que fue Tom Waits quien aprendió a tocar instrumentos raros porque decía que la guitarra y el piano siempre le llevaban a los mismos sitios. A mí me ocurrió lo mismo con el piano.

– ‘Feast’ es tu álbum de debut, ¿por qué publicar un trabajo en largo formato precisamente ahora?

Entiendo que el single tiene su sentido, pero ‘Feast’ siempre será la representación de mi momento cuando lo hice y a veces una canción no es suficiente para exteriorizar cómo te sientes. Entiendo que desde el punto de vista comercial puede que no tanga tanto sentido pero no estamos aquí por el dinero.

“Porque los discos siguen significando cosas”.

-Se trata de un LP de música electrónica, pero en el mismo hay pasajes acústicos, interludios, baterías de jazz, guitarras eléctricas… ¿cómo lo definirías desde lo estilístico?

Cuando toqué metal lo de las etiquetas era una tortura (Risas). Imagino que electrónica ambiental experimental, pero me suena tan presuntuoso esta etiqueta… A mí me gusta hablar de música electrónica para cerebros acústicos. 

-A lo largo de los siete temas que contiene muestras tu descarada querencia hacia estilos como el jazz, el UK Garage, el bass, el diseño sonoro, el house, el techno y, por supuesto, el rock… ¿es puro Dugarry?

Sin duda. Es lo más Dugarry que he hecho. Tengo que confesar que solo me faltó cantar un poco más ya que solo lo hago en ‘Change’, pero para el segundo álbum lo solucionaremos…

“A mí me gusta hablar de música electrónica para cerebros acústicos”.

– ‘Change’ es nuestro single favorito por ser un corte rabiosamente emergente y contemporáneo, creado a base de ritmos sincopados y a contrapié. Parece como si a través suyo estuvieras en busca de un cambio, de una mutación, de una transición hacia nuevos espacios inéditos y necesariamente disruptivos, ¿es así?

No me gusta intelectualizar mucho el arte y lo mismo me pasa con las letras. Me gusta más pensar que diseño un espacio en el que cada uno puede miserias. Ha habido veces que consumido algún tipo de arte de una forma y cuando el autor ha contado de qué iba la pieza y qué pretendía, me la acaba destrozando porque le da un significado que en mi realidad es mucho peor. Sin embargo, el sitio al que fue mi cabeza y mi corazón, tras la exposición fría a esa pieza, fueron mucho más sanadoras.

– ¿Cómo surgió este tema en tu cabeza?

Surgió con la progresión de acordes y con la frase pricnipal “Everything is about to change”. A partir de aquí ya puse la canción a funcionar.

“No me gusta intelectualizar mucho el arte y lo mismo me pasa con las letras”.

-Llama poderosamente la atención como has utilizado la voz en el mismo, desde una sinergia entre los árido y sugerente… ¿cómo es de importante el uso de los elementos vocales en el sonido de Dugarry?

Lo cierto es que hasta ahora muy poco, pero he cantado toda mi vida así que para el segundo preparaos para algo mucho más indie pop (Risas).

– ¿Cuándo lo presentarás y cómo? ¿A través de un live?

Gran pregunta. Tengo muchas contradicciones con el concepto live al estilo Fred Again, por ejemplo. No puede evitar pensar que está disparando un tema entero al que le ha quitado un sinte que está tocando él en directo, pero que al final suena idéntico que el disco, con lo que al final pienso “¿Y por qué no lo pincha y ya?” Así que ahora me encuentro en la búsqueda de un tipo de live con el que me encuentre cómodo y mediante el cual pueda impactar mucho en la canción y modificarla de verdad, no solo pasar un filtro y subir una delay.

“Me encuentro en la búsqueda de un tipo de live con el que me encuentre cómodo”.

-Antes de despedirnos, ¿cómo ves la escena barcelonesa de música electrónica en este 2024?

Veo que ahora se le llama techno a todo. Veo mucha gente gastándose mucho dinero en el Brunch y luego no apoyan su escena local. De todas formas no me importa tanto como veo la escena electrónica sino como veo la escena musical. Entiendo que se me tenga que etiquetar de alguna forma y bajo la etiqueta electrónica es más cómodo pero lo que sobretodo hago es música yo. Así que puede tocar tanto en el Brunch y en el Sonar, como en el Primavera (Risas).

-Para terminar Edu, ¿qué más cosas extraordinarias -como es este ‘Feast’- nos tienes preparadas para este 2024?

Para el 2014 no sé si llegaré a sacar el segundo disco, creo que no que ya saldrá para el 2015, pero lo que seguro hago es empezar a sacar cositas más cantadas.

IG + TIKTOK: @dugarrymusic

Te puede interesar

encasacon_hybrasil
Entrevistas

En casa con Hybrasil

Hybrasil es de esos artistas inquietos y que viven para la música. Irlandés de

Playlist Artista del Mes

logo_vicious

Vicious Magazine es una marca registrada de Vicious Media ©.

Todos lo derechos reservados . I Love Vicious SL