En casa con REDOLENT

portada_encasacon_redolent

Redolent es el nuevo sello de Chus y La Santa. Dos artistas inspiradores que han creado un espacio sonoro en el que la creación y lo multicultural abren un mundo de nuevas posibilidades.

La Santa y CHUS tienen muchos aspectos en común. Ambos poseen universos sonoros propios y reconocibles, defienden la calidad y el eclecticismo de la música electrónica y son optimistas por naturaleza. Pero el rasgo que más nos interesa hoy es su actitud proactiva, aquella que en estos tiempos de crisis les ha hecho ver una oportunidad. Estamos hablando de la creación de su propia marca: REDOLENT. Un proyecto revolucionario en forma de sello discográfico, radio, promotora de eventos y agencia de management que mira directamente al futuro. 

¿Cómo ha sido vuestra experiencia durante la pandemia y el confinamiento? ¿Cómo se han visto afectadas vuestras carreras?

CHUS: La pandemia global que estamos viviendo es algo terrible para todos, no cabe duda. Nos ha cambiado para siempre y hemos perdido a muchos seres queridos en el camino, lo seguimos sufriendo cada día. Pero el ser humano tiene una capacidad extraordinaria de adaptación y eso es con lo que yo me quedo. 

La Santa ha creado junto a CHUS la marca REDOLENT.

En mi caso, la pandemia ha servido para llevar a cabo el mayor reset de mi carrera. Los primeros meses incluso fueron como las vacaciones que nunca tuve. Pasé tiempo de calidad en casa con mi familia y retomé contacto con amigos que tenía abandonados por el ritmo frenético de los viajes constantes. Pero para nada ha sido un tiempo perdido, todo lo contrario, me he puesto las pilas. He vuelto al estudio como nunca antes y me he preocupado de entender el cambio al que nos enfrentamos para abordarlo sin miedo, con esperanza y mucha motivación. Mi economía ha sufrido con el parón de la actividad, eso es obvio, pero mi carrera considero que se ha visto reforzada. Justamente por todo lo que os comento, porque he vuelto a tener tiempo para desarrollar mi faceta artística, creativa y empresarial. REDOLENT es sin duda fruto de la pandemia.

Sandra: En mi caso lo he llevado bastante bien, dejando a un lado el hecho obvio de no poder hacer lo que más nos gusta: hacer bailar al público. Ha sido un parón pero que ha dado sus frutos. De no haber sido por este parón, REDOLENT no habría nacido o al menos hubiese tardado mucho más. Nos ha dado la oportunidad a CHUS y a mi de vernos más, de crear desde una ilusión nueva. Con respecto a mi carrera obviamente se ha visto afectada por lo que comentaba antes.  Pero a su vez he podido tener más tiempo de meterme en el estudio y de sacar nuevas referencias, así que te diría que positivo.

CHUS ha creado junto a La Santa la marca REDOLENT.

Parece que se ha establecido una dicotomía dentro de la industria. Están quienes quieren volver a lo mismo de antes y quienes plantean aprovechar la oportunidad para cambiar. ¿Dónde os encuadráis vosotros? 

CHUS: Sin duda en el cambio, en el aquí y ahora, en el futuro que ya estamos viviendo. Ayer es pasado, Hoy está a punto de terminar y solo cabe poner la mira en el mañana.

Sandra: Creo que claramente vemos esto como una oportunidad para cambiar. Para adaptarnos a lo que está sucediendo y lo que está por venir siempre desde un constante trabajo y aportando lo máximo de nosotros.

¿Cómo imagináis el clubbing en un mundo post pandemia y confinamiento? Y, ¿hacia dónde os gustaría que evolucionara la escena? 

CHUS: Pues justamente eso, más clubbing que nunca, una especie de vuelta a los comienzos. Pero con la ventaja de la experiencia adquirida y de toda la tecnología del mundo para hacer posible todo aquello que nos propongamos. Estoy seguro de que la figura del club regresa con fuerza, lugares más íntimos y exclusivos, con garantías de seguridad. Los espacios al aire libre van a proliferar por razones obvias. La digitalización de la vida tal y cómo la conocemos nos brindará nuevas maneras de divulgar nuestra música y también de consumirla. No creo que el streaming o la realidad virtual sustituyan la experiencia presencial pero sin duda la van a complementar. Y será una opción más al alcance de nuestros dispositivos móviles.

Sandra: En el confinamiento está claro, nulo o casi nulo y en post pandemia tardaremos en volver a lo de antes. Mientras hay que adaptarse, tanto musicalmente como en los eventos. De momento los macro festivales o grandes clubes van a tener que esperar y se harán cosas en espacios más reducidos, al aire libre, etc. En REDOLENT apostamos por ello.

¿Qué es lo que más echáis de menos de las actuaciones en directo? ¿Os han aportado las horas de streaming alguna idea que planeéis llevar a los lives? ¿Creéis que en algún momento la desbordante oferta ha sido contraproducente?

CHUS: De las actuaciones en directo se echa de menos todo, el contacto con la gente, la interacción con tu público, la euforia. Los streaming no han venido para sustituir eso como ya he dicho, son una opción más, de momento la única. Pero por supuesto que se aprende mucho de los cambios y te obliga a reinventarte. Me quedo con que, gracias a los streamings, podemos llegar a mucha más gente que antes. Y además, brindamos una oportunidad maravillosa a toda esa gente que había dejado de salir por motivos de familia, hijos o trabajo pero que les apasiona la electrónica.

La desbordante oferta de streamings es algo inevitable, pero si te fijas, ya estaba ocurriendo algo parecido en la escena clubbing. Cada vez más eventos, más djs, festivales, cada vez más de todo, exceso de oferta para una demanda que no crecía en consonancia. El cambio que estamos viviendo nos ofrecerá más opciones. La gente podrá decidir entre asistir a un evento presencial o verlo desde casa gracias a la tecnología VR. 

Sandra: Sin duda la energía del público. En mi opinión, los streamings han creado un antes y un después en nuestra industria. Considero que son una gran herramienta para artistas y sellos. Y además dan la oportunidad al público de disfrutar de sus artistas de una manera más íntima y cercana, al mismo tiempo que accesible. Puedes disfrutar de tus artistas favoritos en todo el mundo en “real time” y eso con las actuaciones en directo es imposible. Dicho esto, apuesto y defiendo los streamings de calidad pero creo que deben estar muy cuidados y ofrecer la mayor calidad posible. No hay que caer en una oferta desbordante y cutre, porque eso si es contraproducente.

Y una vez que retomemos la normalidad, ¿deberíamos seguir manteniendo, desarrollando, nutriendo este formato de club online? 

CHUS: Por supuesto, no tengo la menor duda. Se avanza caminando hacia adelante, no retrocediendo en el tiempo.

Sandra: Por supuesto, como he dicho, es una herramienta más y ha venido para quedarse. 

Centrémonos ahora en vuestro nuevo proyecto REDOLENT. ¿Cómo se forjó la idea de su nacimiento?¿Por qué tomasteis la decisión de iniciar este proyecto en un año tan complicado para la industria? Sobre todo teniendo en cuenta que además de sello también es promotora de eventos. 

CHUS: REDOLENT es fruto del cambio que vivimos. Un proyecto que nace al mismo tiempo que se gesta el nuevo mundo que nos va a tocar vivir. Las épocas de crisis están llenas de oportunidades y es cuando las personas sacamos lo mejor de nosotros. Nos obliga a salir de la zona de confort y reinventarnos. Ante la incertidumbre en la que vivimos hay quien prefiere esperar, nosotros hemos decidido actuar. REDOLENT quiere ser una marca que se adapte a los cambios, que evolucione con el tiempo y sobre todo que nos haga felices. Empezamos en diciembre con el podcast semanal, Redolence Radio, dándole voz a nuevos artistas, poco conocidos pero que desbordan frescura y creatividad. Seguimos en enero con el lanzamiento del sello, REDOLENT, que ya lleva 3 referencias en el mercado y por último presentaremos los eventos, la REDOLENT Experience.

Sandra: Gracias a este parón, CHUS y yo nos hemos podido ver más, hemos podido compartir muchas horas de estudio, conversaciones y creatividad. Somos dos personas muy inquietas y nos hemos encontrado en este mismo punto, en la necesidad de crear un proyecto como REDOLENT. Algo revolucionario con nuestro sello de máxima calidad y cuidando hasta el mínimo detalle. La industria necesita cambios y creemos que este ha sido el mejor momento para ello. Es un proyecto ambicioso donde no solo tenemos el sello, sino la radio, los eventos, la agencia de management, el merchandising y muchas más sorpresas. Nos encantan los retos y creo que hemos dado con la fórmula, tanto a nivel de trabajar juntos, como de crear algo muy especial.

Sello, promotora de eventos, agencia de management e incluso concepto lifestyle. ¿A qué se debe esta versatilidad? ¿Podéis ahondar un poco más en la idea de concepto lifestyle? 

CHUS: La gente busca constantemente puntos de referencia, pertenecer a un grupo determinado, compartir las mismas inquietudes, experimentar nuevas sensaciones y esto es lo que queremos ofrecer de algún modo. Un concepto como punto de partida con diferentes ramas conectadas entre sí para crear una comunidad. Esto no sería posible sin el equipo humano necesario, la familia REDOLENT. Es pronto para adelantar mucho más, de momento os invitamos a que os asoméis a nuestro pequeño mundo y disfrutéis lo que estamos haciendo.

Sandra: La industria ha cambiado y negarlo es querer seguir en el pasado y nosotros queremos estar en el presente y avanzar hacia el futuro. Para ello han tenido que cambiar y/o evolucionar muchas cosas y el lifestyle o forma de vida, pensamos que es una de ellas. ¿Y por qué no unirlo a la música y a muchas más cosas? Al final la música es algo que forma parte de nuestras vidas diariamente, como la ropa que compramos y vestimos, la comida que comemos, etc.

Como sello, ¿qué línea creativa van a seguir los lanzamientos de REDOLENT? ¿Tenéis algún protocolo establecido a la hora de realizar la selección musical?

CHUS: REDOLENT quiere ser un sello sin etiquetas pero con identidad propia.  Que apueste por el talento joven pero también por el consagrado, que dé oportunidad de expresión a creadores que quizás se sientan encasillados y quieran experimentar nuevas sonoridades. Y sobre todo, la premisa fundamental tiene que ser el contenido musical, el mensaje, no nos valen fórmulas repetitivas o patrones trillados. Valoramos la innovación y la originalidad, apostamos por recuperar las canciones con vocales pero tratadas desde un enfoque lo menos comercial posible. Melodic, Organic, Deep, Underground, Indie, Progressive o Downtempo. Géneros que permiten saborear la música en lugares tan diversos como la intimidad de tu casa o la experiencia en el club. Queremos crear un legado musical que perdure en el tiempo y que logre convertirse en atemporal. Sí, es ambicioso, lo sé, pero en esta vida hay que ponerse el listón alto y sufrir intentando superarlo, lo fácil no da tanto placer. 🙂

Sandra: En REDOLENT cabe todo tipo de música, siempre y cuando sea de máxima calidad y aporte una sensibilidad que no puedas encontrar en otro lado. Cuidamos desde la selección musical hasta el arte de cada release para que todo exprese ese sentimiento y esa sensibilidad. Se trata de crear, conmover a la audiencia en todos los aspectos y sentido posibles.

Ambos compartís una mentalidad y una filosofía de vida que gira en torno al positivismo, ¿cómo conseguís mantenerla en tiempos tan convulsos?

CHUS: Personalmente intento evitar ver las noticias diarias, son deprimentes. Prefiero invertir ese tiempo en mantener la mente despejada y creativa. Estoy muy centrado en REDOLENT y te aseguro que ocupa gran parte de mi tiempo. Cuando haces algo que te satisface las cosas se llevan de otra manera, la ilusión se convierte en tu motor y todo fluye mejor. Claro que a veces es inevitable tener un mal día pero nada que no se pueda solucionar al día siguiente. Esa tiene que ser la actitud.

Sandra: Jajaja, no te digo que no sea difícil pero hay que seguir y desde luego pensar en negativo no te va a aportar nada bueno. En mi caso, aparte de esto, medito y trabajo mi energía y espiritualidad a diario.

La música ha sido, y es, por excelencia uno de los mejores mecanismos de evasión. ¿Qué música escucháis vosotros cuando necesitáis escapar de todo? 

CHUS: Me gusta refugiarme en los clásicos del Soul y Disco como Cerrone, Earth Wind & Fire, Tania Marie o George Benson. Me transporta a mis años de infancia recordando todos esos discos que mi padre coleccionaba en casa y que escuchaba en el equipo compacto que teníamos. Fueron los primeros vinilos que pasaron por mis manos y muy posiblemente los culpables de una pasión que se ha convertido en mi profesión y modo de vida. 

Sandra: Escucho todo tipo de música, cuando estoy muy saturada escucho a Sade, Erykah Badu, Jazz, Música Clásica…

Vivimos en la paradoja de que cada vez hay más música lo que ocasiona que cada vez sea más difícil escuchar todas las propuestas. ¿Cómo descubrís música vosotros? ¿Cuál ha sido el último lanzamiento y/o artista que os ha sorprendido? 

CHUS: Paso horas navegando por Spotify y Youtube a la caza y captura de nuevos artistas, una vez más la tecnología juega a nuestro favor. Los algoritmos de selección que te sugieren artistas o canciones similares son sin duda una manera muy buena de descubrirlos. El último ha sido un artista polaco afincado en Frankfurt que se llama TOSZ, escribe, produce y canta todas sus canciones. Le contacté y le propuse colaborar en un proyecto que estaba terminando y al que quería ponerle voz. Y es el cantante de mi próxima referencia en REDOLENT, se llama “WHO” y saldrá el próximo mes de abril.

Sandra: Yo creo que siempre ha habido mucha música. Lo que pasa es que ahora tenemos más tiempo para escucharla e incluso descubrir nuevos artistas que a lo mejor antes metidos en la vorágine se nos hubieran pasado. Nos tiramos horas escuchando Spotify, buscando en Beatport, Youtube,etc. Nuestro último lanzamiento ha sido el EP “Wemilere” de unos artistas cubanos maravillosos que precisamente descubrimos en la pandemia. Da Le (Havana) es un dúo talentosísimo y en este EP podéis verlo junto a remixes de Different Age, también cubanos y muy talentosos y de Sparrow & Barbossa, que han supuesto una gran sorpresa en estos dos últimos años, demostrando que su talento no tiene límites.

¿Cómo tenéis organizada vuestra colección musical? ¿Podéis compartir algún truco con nuestros lectores? 

CHUS: Soy bastante metódico y me gusta mucho la organización. Para mí iTunes es el mejor organizador de música que existe, lo uso desde que apareció en 2003. Desde entonces toda mi colección digital va siempre conmigo, usando las carpetas inteligentes para organizar por años, meses, gigs, géneros, intensidades, comentarios, tonalidad, etc.

Además, tengo mi propio código de búsqueda rápida que añado en el campo de comentarios de cada aiff o mp3. Es muy útil cuando estoy tocando en directo para encontrar rápidamente lo que busco. Yo toco con Traktor y la compatibilidad es total.  Lee los playlist de iTunes perfectamente y cuando termino un set, guardo el playlist de lo que he tocado. De esa manera en iTunes tengo los playlist de lo que quiero tocar y en Traktor guardo los playlists de todo lo que he tocado en mis gigs. Todo queda guardado y archivado.

Sandra: Cuánto más organizada mejor porque te resultará más fácil encontrar tu música en las sesiones. Por ejemplo, organizar tu música según la intensidad, es decir, si son de primera hora, etc o por estilos. En realidad, tenerla organizada y hacerlo en base a lo que uno le resulte más fácil, cada cual tiene su manera.

Los dos contáis con sólidas carreras a vuestras espaldas. ¿Qué momentos han reforzado vuestra idea de ser profesionales y cuáles la han hecho tambalear? 

CHUS: Yo no considero la música como un trabajo, sino como un modo de vida. En un trabajo convencional tienes hora de entrada y de salida, la música me absorbe por completo y me cuesta desconectar. Sin embargo, me considero afortunado al poder vivir de ella y nunca me he planteado hacer otra cosa. Claro que se viven momentos difíciles donde te planteas muchas cosas pero la satisfacción de los buenos te hace olvidar rápidamente aquellos no tan buenos.   

Sandra: Es curioso por que la pandemia ha tenido un efecto en mí de querer ser más profesional. No solo de mantener mi nivel sino de mejorarlo y de superarme; de dar lo máximo de mí. Soy una persona muy perfeccionista y siempre intento dar lo mejor de mí y mejorar.

¿Qué características/habilidades/aprendizajes debe poseer un DJ, y un artista en general, para lograr permanecer en el tiempo? 

CHUS: Siempre digo que el talento sin trabajo no sirve de nada. Soy de los que piensan que la constancia, la dedicación, la perseverancia y el sacrificio son los mejores aliados del artista. También es muy importante  la psicología, saber leer a tu público, conectar con ellos y hacerles ver que te importan. Ellos son los destinatarios de nuestro mensaje.

Sandra: Trabajar, trabajar y trabajar. Obviamente un artista tiene que tener talento, transmitir y tener “ese algo” que llega al público, pero esto sin trabajo no sirve.

Y para terminar, habladnos de vuestro futuro más próximo, ¿en qué novedades estáis trabajando? 

CHUS: Ahora mismo estamos centrados en el lanzamiento del sello. Cuidando hasta el último detalle de cada uno de los releases y priorizando las plataformas de streaming como medio principal de divulgación de nuestra música. Gracias a la pandemia, tengo todo el tiempo del mundo para producir y he empezado una serie de colaboraciones con artistas muy diversos. Entre ellos una colaboración con mi socia en REDOLENT, La Santa, que publicaremos sin duda en nuestro label. También estoy investigando el uso de  la inteligencia artificial para aplicarlo en la creación de mi primer álbum en solitario. Prometo contaros más sobre esto cuando pueda.

Sandra: Estamos trabajando en todos los próximos releases de REDOLENT, en el estudio y en proyectos para los próximos meses en los que estamos poniendo mucha ilusión.

¡Muchas gracias!

Muchas gracias, ¡es todo un placer estar con vosotros!

Te puede interesar

ESPECIAL